CENTRAL   054-380505
Horario de Atención
8:30 - 17:00
 

Plataforma del Asociado

 
Actividades y Noticias

Precios de casas y departamentos se reducen en Arequipa

Noticias

Constructoras buscan vender unas mil 400 viviendas, sin embargo costos están por encima del alcance de los bolsillos de familias.

La construcción de viviendas en Arequipa se redujo. El problema obedece a muchos factores. Uno de ellos es el efecto dominó provocado por la caida de los ingresos que percibían los trabajadores mineros, que eran los principales compradores.

La época de bonanza de los trabajadores de las minas duró entre los años 2010 a 2013. El presidente de Cámara Peruana de la Construcción (Capeco) en Arequipa, Lenie Carpio, explicó que los mineros recibían utilidades por encima de los 100 mil soles. Esos fuertes ingresos dispararon el boom inmobiliario. "Se dio una falsa percepción del poder adquisitivo del arequipeño. En el mercado habían cerca de 10 mil personas con excelentes ingresos que comenzaron a comprar, primero terrenos luego departamentos".

De esa manera, cada proyecto inmobiliario era un éxito y los departamentos se vendían. Pero el crecimiento de la minería sufrió un revés y las utilidades cayeron año a año. "Se dejaron de adquirir propiedades. El sector construcción desde hace dos años y medio acumula una caída del 35%", dice Carpio.

Hoy, el sector empresarial tiene la expectativa que proyectos como Tía María y el agroindustrial, Majes Siguas II, puedan devolver los buenos tiempos.

La realidad

Según el estudio realizado por Capeco, en Arequipa existe más de 100 mil  familias que son potenciales compradores.

En tanto, 36 mil 510 cuentan con dinero para adquirir un inmueble. Pero las constructoras actualmente solo ofertan mil 400 propiedades. Existe demanda insatisfecha.

El problema en la ciudad es que, según Capeco, el 30% del grupo de familias que disponen de dinero, cuentan con menos de 80 mil soles (incluida la posibilidad de un financiamiento) para comprar su casa.

Chocan contra la realidad: el grueso de casas cuesta entre 190 mil a 800 mil soles, montos fuera de su alcance. La falta de recursos económicos suficientes en las familias también origina la poca venta de departamentos.

Además, el ingreso mensual en un hogar (pareja y los aportantes) en la ciudad - sostiene Carpio - es de mil 751 a 2 mil 450 soles en el 27.38% de los casos. El 24.83% percibe entre S/ 2 mil 451 a S/ 3 mil 500.

De acuerdo al desarrollador inmobiliario John Mesias Romero, una familia, en promedio, debe ganar por encima de los 3 mil 500 soles para poder adquirir una vivienda y afrontar un crédito hipotecario.

A REACTIVAR EL SECTOR

El reto hoy es reactivar este sector y para ello se utilizan nuevas estrategias: disminuyen costos, se reducen espacios y se proponen nuevas tendencias arquitectónicas.

John Mesias explica que una de las primeras medidas fue reducir el espacio de los departamentos. Hasta hace tres años,  medían entre 100 a 130 m2. Hoy en promedio, son de 70 a 100 m2. "A la reducción de espacio le siguió la baja en los precios. Si hace unos años, en promedio, el metro cuadrado (terreno) costaba mil dólares, hoy es de 700 aproximadamente, aunque eso también está condicionado al distrito", dice.

Pero ha sido sin duda el ingreso de la tendencia americana (ahorrar costos reduciendo divisiones - muros) el cambio más drástico. "La propuesta consiste en presentar una sala amplia rematada con una cocina, un espacio que no solo sirve para cocinar, sino para reunir a la familia y amigos. Si se le incluye una barra, es mucho mejor", dice el experto.

Las familias hoy buscan acabados sofisticados, incluso en los baños. "La caída en las ventas obliga a una mayor competencia".

El 60% de los potenciales compradores son arequipeños. Un 40% provienen de otras regiones e incluso de países como Venezuela y Colombia.

A pesar de los esfuerzos de los privados, la venta de departamentos no alcanza el auge de años pasados. La caída del sector inmobiliario se confirma con el índice histórico de préstamos. En el 2013, se concretaron 13 mil 164 créditos, cayendo a 9 mil 090 préstamos en el 2015.