Arequipa: Presente conocido y futuro incierto

Perú aumenta su inversión en investigación y desarrollo a 0.3% del PBI
7 Mayo, 2019
Arequipa es la provincia con mayor alcance en comercio electrónico
7 Mayo, 2019

Martes, 16 de diciembre del 2014

La corrupción, que es un problema nacional y no solo regional, es el más grave obstáculo para el desarrollo.

Mauricio Chabaneix Belling
Presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Arequipa

En los últimos tiempos, Arequipa se ha caracterizado por generar una tasa de crecimiento del Producto Bruto Interno superior al promedio nacional, lo que es consecuencia de la importante inversión privada que se ha ejecutado en la región, tanto nacional como extranjera. Este hecho ha permitido que la reducción de la pobreza sea también notoria, lo que es importante para el desarrollo regional.

En el aspecto demográfico, ha mejorado la esperanza de vida al nacer, lo que está relacionado con la reducción de la mortalidad infantil; ha disminuido la tasa de fecundidad, lo que ha modificado las características de la pirámide poblacional, con una reducción de la base de la misma. La población económicamente activa (PEA) está principalmente concentrada en los sectores extractivos (agricultura, pesca y minería) con el 47% del total, seguida de lejos por el sector comercio (15%) y manufactura (7%).

Un reciente estudio de Centrum de la Pontificia Universidad Católica del Perú, califica a nuestra región en el tercer lugar del ranking, pero con la salvedad que la segunda ubicación corresponde al Callao, que en la práctica es parte de Lima, de manera que realmente estamos en el segundo lugar.

Entonces, el resumen es que estamos bien, pero ¿cómo seguiremos?

Perspectivas

Desafortunadamente las perspectivas no son tan buenas, porque venimos afrontado algunas circunstancias que ponen en peligro la continuidad de los logros alcanzados; entre estos factores tenemos la informalidad en el empleo, cuya principal causa es la complejidad de los trámites y los sobrecostos laborales; hay propuestas del Poder Ejecutivo para atenuar esta problemática, pero aún no se ven ni se vislumbran resultados concretos.

Otra circunstancia negativa son los conflictos sociales que ponen en riesgo la concreción de nuevos proyectos, particularmente mineros, que podrían impulsar de manera muy importante procesos de crecimiento y desarrollo.

Se requiere la formulación de un plan estratégico regional, para lo cual debe estar muy clara la diferencia entre región y Gobierno Regional, pues, con frecuencia se habla “planes regionales”, cuando en realidad se está hablando de la planificación del Gobierno Regional; grave confusión. La corrupción, que es un problema nacional y no solo regional, es el más grave obstáculo para el desarrollo; es imposible alcanzar una institucionalidad adecuada, factor de competitividad y desarrollo, si las instituciones están debilitadas por dentro.

Es de esperar que las nuevas autoridades del Gobierno Regional, de las municipalidades provinciales y distritales, ataquen seriamente y con efectividad este problema y desarrollen procedimientos para optimizar el uso de los recursos públicos, priorizando obras y actividades, en función a su repercusión en la sociedad y no como, al parecer, viene sucediendo.

La responsabilidad de continuar con el crecimiento y desarrollo es de todos, de las autoridades que deben facilitar la inversión privada, brindando condiciones de infraestructura y procedimientos adecuados, de la empresa privada que debe seguir invirtiendo y confiando en la región y de todos los ciudadanos, con algo tan simple que es hacer bien lo que a cada uno le toca. Si todos cooperamos, seguiremos en la senda del crecimiento y desarrollo.

Instituto Peruano de Economía (IPE)

Según el Incore 2014, esta es la tercera región más competitiva del país, solo superada por Moquegua y Lima. Entre sus principales fortalezas destacan los pilares de salud (2°) e infraestructura (2°), mientras que el pilar instituciones (22°) resulta su mayor debilidad.

Salud. Es la segunda región con menor mortalidad infantil (13 de cada 1,000 nacidos vivos) y presenta una baja tasa de desnutrición crónica en niños menores de cinco años (5.4%).

Infraestructura. Viene a ser la segunda región con mayor número de hogares con acceso a Internet (25.9%), cuenta con una alta cobertura de desagüe (78.5%) y acceso a telefonía móvil (137.5 líneas por cada 100 habitantes).
Instituciones. En contraste, ocupa los últimos lugares respecto de la percepción de rendición de las cuentas públicas, proceder de la gestión pública y criminalidad.

En el año 2013, Arequipa logró un modesto crecimiento de 2.2%, influenciado por la caída de la actividad minera (2.1%) pese a una expansión del sector construcción (16.0%).

En síntesis, la región cuenta con condiciones sociales y económicas suficientes para lograr un desarrollo sostenido en el mediano y largo plazo; sin embargo, los resultados dependen significativamente del acompañamiento certero de la gestión e inversión pública.

Diario Gestión