Por cortes de agua facturación de mes en 30% de usuarios sería menor

El Niño: Río Piura alcanzó su caudal más alto en toda la temporada de lluvias
8 Mayo, 2019
Corrupción de Odebrecht dañó a empresarios
8 Mayo, 2019

La jefa regional de la Superintendencia Nacional de Servicios de Saneamiento (Sunass), Verónica Palao, avizoró que tras el corte prolongado de agua que afectó por más de nueve días a ocho distritos de la ciudad, las quejas por facturación de este mes podrían verse incrementadas.

De enero a la fecha, la Sunass recibió 377 quejas de los usuarios. El 100% corresponden a problemas de consumo elevado en los recibos de agua. En el 50% de los casos, el usuario tiene la razón.

Como se recuerda, el jueves 16 de marzo, la tubería matriz que lleva agua a la planta Miguel de la Cuba se fracturó producto de un huaico, dejando sin líquido a cerca de 300 mil usuarios. El servicio empezó a ser restablecido desde ayer, pero este recién se normalizará en la totalidad de hogares, mañana.

A raíz de la restricción del servicio, diversos sectores de la población, mediante medios de comunicación radial, exigen que Sedapar no cobre por el servicio de marzo. Palao, en ese sentido, aclaró que ello no es posible, pues previo al corte hubo dotación de líquido por parte de la empresa. No obstante, aseguró que los costos a pagar en los recibos de agua, por lógica, deben ser menores en relación a meses anteriores.

La funcionaria remarcó que en caso pase lo contrario y los usuarios, que se vieron afectados por el corte de agua, observen facturaciones mayores o excesivas a lo usual, pueden presentar sus reclamos. “El usuario debe saber que hay maneras de demostrar que el consumo fue menor o que no se brindó el servicio. Ello se puede probar en cada caso”, aclaró.

Recordó que el usuario generalmente comete el error de dejar abierto los grifos o caños del hogar cuando no hay agua y muchas veces producto del aire o viento, el medidor marca el consumo, pese a la inexistencia del servicio.

En cualquier circunstancia, Palao señaló que el ciudadano, que se sienta afectado por una mala facturación, puede pedir a la empresa –a través de la Sunass- un informe de continuidad de servicio, para que se constate los días exactos en los que no contó con agua. Además, la superintendencia podría recurrir a la verificación del funcionamiento de válvulas de purificación de aire que tiene Sedapar, para analizar si en efecto el medidor marcó pese a que el usuario no contaba con el recurso.

Fuente: El Pueblo